Categoría: Otro Mundo es posible

TENTACIONES Y TEMPLANZAS

UNO TIENE LA TENTACIÓN DE PENSAR QUE VIVE EN UN PAÍS DE CORRUPTOS, DE MISERABLES OPORTUNISTAS, DE POLÍTICOS MEDIOCRES; BAJO UNA MONARQUÍA CON UN PASADO DESPÓTICO Y RUIN, RESTAURADA POR UN RÉGIMEN GOLPISTA; SOMETIDOS A UNA JUSTICIA TITUBEANTE Y LENTA. UN PAÍS DE MUJERES ENAMORADAS, OBEDIENTES A LAS DECISIONES DE SUS MARIDOS; TODO BAJO UNA HACIENDA PÚBLICA QUE MIDE POR BAREMOS DISTINTOS A LOS CIUDADANO SEGÚN APELLIDO Y ESTATUS SOCIAL.

 

Luego, los portavoces oficiales, el gobierno, los fiscales, los abogados, los jueces, las gentes de buena fe, la prudencia, la amenaza y el entorno nos convencen de lo contrario. ¿Qué ganamos?, se pregunta el Pueblo, encarcelando a un mozo tan apuesto como Urdangarín. ¿Cómo somos tan insensibles que no llegamos a comprender a una mujer enamorada?, máxime si ésta ha sido exonerada de cualquier cargo, salvo de no contarle a la Hacienda pública que tuvo unos ingresos extras que gastó en cuatro tonterías y en clases de baile. Como dice su abogado el señor Molins: “Ha habido un trato de perjuicio, sobre la infanta”, pobre. También la mujer de Bárcenas ha utilizado lo de: “Yo firmo lo que me dice mi marido, confío en él”. Mujeres enamoradas, al fin y al cabo. ¿Qué mejor?, se preguntan las gentes, que una monarquía sin ventajas prácticas, pero que ha sido capaz en cuarenta años de  amasar, peseta a peseta, euro a euro, tacita a tacita, una enorme fortuna y además le ha sobrado tiempo para la caza mayor y la montería galana.

Ante mis dudas, mis tentaciones y las razones de la mayoría, tengo que admitir que tal vez sea un exagerado, un rebelde, un intolerante. Sin embargo, debo confesar que considero injusto que la esposa de un ladronzuelo de supermercados sea acusada de cómplice por comer parte de lo robado, porque ella también sabe estar enamorada; que un delincuente común entre de cabeza en prisión, mientras otros lo hacen por diferido en módulos y regímenes especiales; que Hacienda no seamos todos y que fiscales y magistrados cambien de opinión siempre favoreciendo a los mismos. Y sobre todo, que a la República elegida por muchos y mancillada por unos pocos, nunca se le devolviese la dignidad perdida ni se preguntara al Pueblo la conveniencia de su restauración.

En el fondo, cual diablillo que soy, me gustaría que Urdangarín no ingresara en prisión y se fugara; que Bárcernas volviera al PP y fuera elegido secretario general; que a la infanta la hicieran directora general de una importante entidad bancaria y que alguien fuese capaz de contar las ventajas de una monarquía obsoleta.

Ya ven, me pueden más mis tentaciones que la templanza de la complaciente mayoría. No tengo remedio.

EL ENEMIGO INTERIOR

EL SÁBADO FUE EL DÍA MUNDIAL CONTRA EL CÁNCER. SEGÚN TODAS LAS INFORMACIONES CIENTÍFICAS, EN LOS PAÍSES LLAMADOS DESARROLLADOS, LA ENFERMEDAD AFECTARÁ A LA MITAD DE LOS HOMBRES Y UNA DE CADA TRES MUJERES. AL PARECER EL OBJETIVO DE ESTE DÍA ES TOMAR CONCIENCIA DEL ALARMANTE AUMENTO DE LA ENFERMEDAD.

 

 

El cáncer es una enfermedad causada por los cambios en los genes que controlan el funcionamiento y el crecimiento de nuestras células. Algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminan por los tejidos. Un enemigo interior que busca desarrollarse de forma incorrecta, maligna y antinatural. Incluso tratando, poéticamente hablando, de encontrar el elixir para no envejecer, como han apuntado algunos científicos.

Sin embargo, en esta alocada búsqueda de las células para evitar su envejecimiento y su degeneración, se convierten en monstruos que eliminan todo lo que encuentran a su paso; sin saber que esto les conducirá a su propio exterminio. Hay más de cien tipos de cáncer agrupados en familias cuyo solo nombre ya causa pavor: Carcinoma, sarcoma leucemia, linfoma o melanoma, por citar los más conocidos. Todos esperando en el fondo de nuestras entrañas para manifestarse.

Pero la culpa no es solo de estas células mutantes, algo les provoca su cambio y su locura. La respuesta está en nuestros hábitos. La comida de hoy es insana pese a disfrazarse en ocasiones: ¡Cinco frutas diarias! o ¡mucha verdura!; sin embargo, no sabemos ni los pesticidas, ni el riego, ni el almacenamiento que han sufrido. Las carnes y pescado han sido tratados y alimentados con harinas de dudosa pureza  y más incierta procedencia. El marisco bañado en mareas negras, o conservado artificiosamente. La polución, consecuencia de la sociedad industrial y moderna, es nuestra espada de Damocles. Y a todo esto hay que añadirle nuestros propios defectos: sedentarismo, alcoholismo, drogadicción, medicación impropia o estrés y nuestros propios demonios internos: la culpa, el rechazo, los odios y las contradicciones. Todo preparado para una revolución interior que pretende renovar nuestras células, pero que mata en el intento.

En este día internacional del cáncer, sólo podemos desearnos suerte, valor, ánimo y optimismo y saber que cada día hay más supervivientes – yo soy uno de ellos – a pesar de todo. Porque si esperamos que los políticos regulen, controlen y prevengan los factores arriba apuntados o destinen más dinero a la investigación que para salvar bancos, para sus mordidas y prevaricaciones, vamos aviados y nunca mejor dicho. Y es que las células enfermas y malignas no sólo crecen en nuestros organismos, también en el tejido social.

[Arriba]

NUEVAS PÁGINAS

Os recomiendo la página de Pingüinos en París, mi nueva novela:
www.pinguinosenparis.com y www.jordisiracusa.wordpress.com

[Arriba]

UNA GALAXIA SIN PRINCESA

UNA GALAXIA SIN PRINCESA
EN UNA GALAXIA MUY, MUY LEJANA, SE HAN QUEDADO SIN PRINCESA.

princesse-leila-star-wars-1140x630
No era la típica princesa de cuento que esperaba pacientemente a que la rescataran, era una princesa con carácter y con un solo enano que utilizaba de mensajero. Tampoco una princesa real, puesto que representaba a una confederación de repúblicas estelares y luchaba contra un imperio dictatorial y abusón, como todos los imperios.

Con el fallecimiento de Carrie Fisher, la lejana galaxia se ha quedado huérfana, como millones de frikis de la princesa Leia. Su corazón, cuajado de estrellas que se apagaron hace mucho, mucho tiempo, se detuvo. No podía ser de otra forma, en pleno vuelo interestelar, desde Londres a Los Ángeles y en una nave de línea regular.

Estos días podrán leer mucho sobre la princesa que estranguló, con la propia cadena que la tenía esclavizada, al bruto del gusano gigante de Star Wars, y sobre la actriz que hizo lo propio con el monstruo del alcohol y de las drogas; sobre su turbulento matrimonio con el músico Paul Simon y sus relaciones con el cómico Dan Aykroyd. Sin embargo, eso fue hace ya mucho tiempo. Para muchos, la princesa Leia seguirá filtreando con Han Solo y la actriz con Harrison Ford. Como cuenta en su libro: The Princess Diarist refiriéndose al romance que vivió con el actor: Éramos Han y Leia durante la semana y Carrie y Harrison los fines de semana. ¿Cómo no iba a sentirse bipolar?

Sé que la princesa rebelde seguirá combatiendo por la libertad allí donde la necesiten, allende las fronteras del universo. Buen viaje Leia y que la Fuerza te acompañe.

 

[Arriba]

NOOS… TALGIA

Noos…talgia

La nostalgia, como todos ustedes saben, es una ansiedad interna al pensar en algo que hemos tenido o vivido en un momento de nuestra vida y en la actualidad está extinto o ha cambiado para peor. Pero este tipo de sentimiento también es posible cuando hemos imaginado, soñado o deseado un cambio profundo que la realidad se obstina en impedir.

 

Ante todo debo confesar que soy un soñador, un ingenuo poeta que cree que todo puede y debe mejorar, alguien que tiene nostalgia de lo que nunca ha tenido, por ejemplo de una República sabia, justa y honesta con la bandera tricolor de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

Pero a pesar de eso o gracias a eso sigo teniendo sueños… y nostalgias. Nostalgia de un país donde los defraudadores vayan a la cárcel, en el que los políticos que reciben sobres provenientes de calificaciones y concesiones fraudulentas no puedan ejercer ninguna representación popular. Nostalgia de hermosos paisajes, ahora abatidos por la especulación y el bandidaje económico; nostalgia de honradez, sabiduría y vergüenza; nostalgia de ver un niño o a una niña jugando, seguro de que no será carne de abuso sexual y libre de pederastas de todo tipo incluidos los de blancos cuellos y los de negras sotanas. Nostalgia de que ninguna mujer termine a manos de un bruto.

Esta aflicción se me hace muy patente cuando la “noostalgia” es de justicia: de fiscales que defiendan los intereses del Pueblo; de abogados del estado que no se conviertan en defensores indirectos de los defraudadores; de abogados muy católicos que defienden que una mujer enamorada está al margen de cumplir y de conocer sus obligaciones fiscales… sólo y cuando es rica o influyente. Nostalgia de ciudadanos que no traguen con patriotas mentirosos que esconden sus dineros en Suiza y procuran que sus hijos cretinos, no por deficiencia congénita de la glándula tiroidea sino por predisposición congénita a la corrupción, se labren un porvenir a costa de todos. “Noostalgia” de que la justicia no investigue los manejos, las comisiones y las amistades de algún que otro emérito.

Tengo nostalgia de aquellas Casas del Pueblo de colores rojos, morados y cenetistas de nuestros padres y “noostalgia” de las sedes de Convergencia y del Partido Popular pagadas, al parecer, con las comisiones de los sobrecostos de la inversión pública. Nostalgia de un gobierno de izquierdas, real y comprometido con las necesidades de los ciudadanos y con su felicidad.

caso noosYa ven, hoy me he levantado nostálgico pero esperanzado, porque la nostalgia es un estado de ánimo  que puede cambiar si las cosas cambian. Tal vez la justicia se imponga y sean los implicados en el Caso Nóos los que sientan nostalgia de su libertad desde su celda  carcelaria. No se rían. Ya les confesé al principio del artículo que soy un ingenuo.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Sin valoraciones todavía)

 

[Arriba]